La Casona conocida como la “Residencia de los Gobernadores”

La Casona conocida como la “Residencia de los Gobernadores” es construida en la segunda mitad delCsa siglo XVIII, en las adyacencias del templo parroquial de la Inmaculada Concepción y dentro del área destinada a las más acaudaladas familias mantuanas. Para 1773 pertenecía a la familia Domínguez, uno de los principales núcleos familiares de la clase social dominante durante la colonia en la Villa de San Carlos de Austria, quienes controlaban los medios de producción, explotaban al hombre bajo la fi  gura de la esclavitud, y ejercían el control hegemónico del poder político local; encontrándose bajo la propiedad de Andrés Domínguez. Transcurrido el tiempo, uno de sus herederos, su hija María del Rosario Domínguez, se ve en la necesidad de hipotecar el inmueble al Presbítero Juan Domingo Linares, lo que sugiere la ruina económica de la prenombrada familia, ya que al no ser cancelada la deuda contraída, la casona queda en manos del sacerdote Linares. Al morir el religioso la casa es dejada en herencia a Juana Fernández y Meleán, quien se había encargado de asistirlo durante mucho tiempo. Sin embargo, para 1839, la casa estaba al cuido de Rogelio Linares, pariente del extinto sacerdote, en cuya época ocurre el incidente pasional al coronel Fernando Figueredo con su esposa Natividad Herrera, que terminó llevándolo a la cárcel. En 1849 Claudio Acuña adquiere la casa por un monto de 250 pesos, más mil 591 pesos del gravamen que pesaba sobre el inmueble, producto de la hipoteca. En 1875 su viuda Eugenia Acuña la vende a Fermín Torcate, por un precio de mil 272 venezolanos. Dos años después, la casona es adquirida por el general y expresidente del estado Cojedes, Bernardino Mirabal, quien estaba casado con Rita Aliaga, hija del rico comerciante Carlos Aliaga.Transcurrido los años, el 30 de agosto de 1926, sus herederos venden el inmueble por una suma de 4 mil bolívares al Doctor Guillermo Barreto Méndez, gobernante de la dictadura gomecista en Cojedes, quien además, adquiere un gran número de bienes inmuebles y posesiones agropecuarias en la región cojedeña, que lo posicionan como un acaudalado propietacasario y rico terrateniente. En el sólo contorno de la plaza Bolívar de San Carlos, durante ese mismo año, compra con dinero del Estado, las antiguas casonas coloniales que habían pertenecido al prenombrado expresidente de Cojedes y oficial de la Revolución de Abril, Gral. Bernardino Mirabal y la del coronel de la independencia Teodoro Figueredo. Estas estructuras son identificadas posteriormente como la “Casa Cuna” y la casa popularmente conocida como “El Charcote”, respectivamente.Durante 1926 se realiza una de las mayores intervenciones de la historia de esta casa, en cuya prominente remodelación, hecha con dinero del Estado, aún se puede contemplar evidencias y rasgos arquitectónicos sobresalientes. Entre estas huellas se conserva el mosaico del piso y los detalles de la fachada con la cornisa en relieve que remata la fachada y ornamenta los laterales. Asimismo se observa la decoración de las cuatro ventanas en arco de medio punto, con molduras que la delimitan y llegan hasta el piso, donde resaltan los guardapolvos. Para ese mismo año, también es modificada su estructura interna. En el interior también fue intervenida, logrando el diseño actual de sus corredores que se conectan entre sí por medio de un pasillo en U, a través de vanos en arcos de medio punto, el cual sirve para organizar parte de las dependencias del inmueble. El patio también corresponde a la mencionada remodelación, con árboles altos y piso de cemento pulido y mosaicos. Para 1929, Guillermo Barreto Méndez queda prácticamente dueño absoluto de casi todo el contor Residencia de Los Gobernadores, 1929. FOTO CORTESÍAResidencia de los Gobernadores de Cojedes, actual. FOTO CORTESÍA Funcionarios y allegados al régimen gomecista en Cojedes. 1929. FOTO CORTESÍAESPECIALCIUDAD COJEDES no inmobiliario que rodeaba la plaza Bolívar, de manera directa e indirecta, ya que el resto de las casas quedan bajo su autoridad, como son: el Palacio de Gobierno y la Residencia del Presidente de Estado, en cuyos espacios hoy se levanta el palacio de Justicia. Sus estructuras serán de uso exclusivo para la élite dictatorial, sus familiares y allegados al régimen, donde se celebran fastuosos festines. Al morir Juan Vicente Gómez cierra el férreo ciclo de la dictadura más prolongada en la historia de Venezuela y con ello se pone fin a los gobiernos regionales que habían actuado en representación del régimen, como es el caso del gobierno del presidente Doctor Guillermo Barreto Méndez, quien procede de manera inmediata a vender todas las propiedades adquiridas por diferentes vías en el estado Cojedes, entre ellas, la antigua casona convertida posteriormente en la Residencia de los Gobernadores. Pero todas las transacciones fueron paralizadas y tras el fallo de varios juicios se prohibe su venta y son en consecuencia confiscadas, viéndose obligado a devolverlas a la nación. A partir de esa fecha, la casa se usa como residencia de los mandatarios regionales, hasta el mandato de Aldo Novellino, quien a través del decreto Nº 616 de fecha 14 de enero de 1958, ordena la construcción una nueva sede destinada para tal fin, bajo el argumento de que su antigüedad no era adecuada para albergar la magnanimidad de la elite política que gobernaba a Cojedes. Al día siguiente, este mandatario de la dictadura perezjimenista ordena destinar el inmueble al Colegio Católico de Varones. Durante esa década y la siguiente son ejecutados varios trabajos de mantenimiento, en los cuales destaca el techo raso construido en 1962. Sin embargo, es el 08 de abril de 1968 cuando mediante decreto del Gobernador Elías Nazar Arroyo, la antigua residencia se convierte en sede del Colegio Religioso de Varones, regido por monjas. Pero será por escasos tres años, ya que en 1971, el gobernador Jesús Manzo Nuñez, en virtud del deterioro que había sufrido la edificación decide retomar el inmueble como residencia de los mandatarios regionales, al mismo tiempo que ordena la intervención de mayor repercusión en su estructura. Al igual que de la 1926. En la cual se le coloca el techo raso, la herrería y la construcción de puertas y ventanas de madera. Asimismo se incorpora la pintura mural de rasgos históricos y culturales, donde resaltan héroes de la independencia y autores del himno de Cojedes, que hasta hoy se vislumbran en el techo raso, del espacio usado como Despacho por este mandatario. No obstante, la emblemática edificación seguirá siendo un lugar sacrosanto donde solo tendrán entrada los allegados y familiares de los gobernantes del Pacto de Punto Fijo en la región cojedeña y posteriormente del bipartidismo adecocopeyano. Al igual que en los regímenes dictatoriales, la residencia será un lugar exclusivo para la élite política y económica del estado, restringiendo su uso y disfrute al pueblo, a pesar de ser un bien del estado. Durante las siguientes décadas, incluyendo parte del siglo XXI, esta edificación fue sometida de manera sistemática a diversas reparaciones, en las que resaltan los toldos metálicos (que ya no existen), la construcción de una piscina, la parte de la cocina y el bar, las cuales buscaban el mayor confort de sus huéspedes e invitados. Después de más de dos siglos y medio de existencia de esta portentosa edificación, es cuando el pueblo comienza a tener acceso a su parte interna, contemplando lo que en otrora estuvo reservado a una clase social que les veía de reojo y se ponía casa2de espalda a los intereses del pueblo. En el 2013 el Gobierno Bolivariano de Cojedes, presidido por la gobernadora Erika Farías Peña, bajo una nueva concepción del sistema político que otorga poder al pueblo, decide romper con el carácter sacrosanto y elitesco de la casona, convirtiéndola por decreto del Ejecutivo, en la sede de la Fundación Escuela del Poder Popular “Alí Primera”, destinada al uso del derecho consagrado en la Constitución Bolivariana sobre la educación y la cultura, a la formación de las bases populares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s